jueves, 20 de diciembre de 2012


Venezuela decidió. Los que votaron y los que se abstuvieron también tomaron su decisión. Los últimos optaron por dejarle la opinión  a quienes si se acercaron a los centros de votación a apoyar a un candidato.
Dicen los que si votaron, que los que no lo hicieron no van a poder quejarse, decepcionados muchos por el resultado de estos comicios. Yo lo veo desde otra óptica. Cada quien está en su derecho de hacer con su tiempo lo que quieran, y  quienes pudiendo votar y no lo hicieron ahora tendrán más razones de que quejarse, con lo que está por venir.
Debemos revisar lo ocurrido en estos comicios. Qué pasó con la convocatoria de los factores de la oposición a los votantes?; que propuestas de los líderes opositores regionales no llegaron y no calaron de manera tal que movilizara a un buen número de la población que no está de acuerdo con los manejos del actual gobierno? Por qué nos dejamos ganar por la apatía y continuamos lamentándonos por el fracaso en las elecciones presidenciales? Cómo hacer para contrarrestarla maquinaria que a punta de petrodólares maneja el gobierno venezolano? Son solo los líderes los culpable de la abstención o se perdió la conciencia ciudadana y nos ganó el miedo y la indolencia?
Nos quedamos enquistados en el 07 de octubre, lamiéndonos las heridas, y a pesar del triunfo de Henrique Capriles en Miranda, Falcón en Lara y Guarulla en Amazonas, se perdieron importantes bastiones que parecían imposibles para el partido de gobierno como el Zulia por ejemplo.
 El mapa se tiñó de rojo
 Son culpables solo nuestros líderes? O nosotros votantes quejumbrosos tenemos parte de esa responsabilidad.
 Con una abstención que ronda la mitad del universo de votantes y a sabiendas de las grandes movilizaciones del aparato gubernamental, quien sale perdiendo? Demostrado está
Seguiremos entonces padeciendo de más violencia, de escases y de inflación. De despilfarro y de corrupción si no le ponemos freno.
 Los que no podemos vivir en nuestro amado país, seguiremos enviando medicinas y comida en cada viaje de algún compatriota.
El mapa se tiñó de rojo y si no hacemos algo, cada uno de nosotros, por cambiar esa realidad, seguirá de ese color, vendido a Cuba y gobernado por quienes hasta ahora no han demostrado más que una enorme ambición de poder y control.
El cambio que necesitamos debe venir desde cada uno de nosotros, desde nuestro esfuerzo y sacrificio, no sigamos esperando que otros lo hagan por nosotros. Muchos no podemos estar físicamente, y eso ya es un sacrificio, pero desde dentro y desde afuera, el trabajo debe ser el pro de un país, tu país mi querido compatriota, que no merece lo que le está pasando

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Quería hablar de las hallacas


Quería hablar de las hallacas venezolanas, de la tradición de comerlas en familia y rodeado de amigos, del enorme disfrute que fue el trabajo de tres días de su preparación y la ceremonia de compartir –con quienes llegan a ayudar– la primera que sale del agua, caliente y humeante.
Para los venezolanos, el compartir alrededor del plato más típico de la Navidad representa unión, hermandad y fraternidad.
Pero en las noticias de este fin de semana y para sorpresa de muchos, el presidente Chávez anuncia, luego de tanta negación de su condición física, que está verdaderamente enfermo y que deberá someterse nuevamente a una operación que probablemente lo mantenga alejado de sus deberes por tanto tiempo que tuvo que pedir permiso a la Asamblea nacional y, para sorpresa mayor, por primera vez maneja la posibilidad de quedar inhabilitado para ejercer su cargo, por lo que tuvo, además, el atrevimiento de nombrar al Vicepresidente Maduro como su sucesor.
La sorpresa de muchos no está en el anuncio de la enfermedad en sí, que siempre ha sido un secreto a voces, porque a pesar de que El Comandante había confirmado haber padecido de cáncer, había también asegurado que no le quedaba ningún rastro de células malignas en su cuerpo, sino en el hecho de admitir la gravedad de la misma, al punto que exista la posibilidad de quedar inhabilitado físicamente.
Yo quiero pensar que en su muy humana condición, su psiquis le impedía reconocer que estaba delicadamente enfermo, y ante la posibilidad de una enfermedad terminal, sus mecanismos de defensa mentales le impedían admitir un posible desenlace fatal a una edad que se puede considerar temprana.
Pero yo, a pesar de considerar las fragilidades del hombre, así como muchos otros venezolanos, exigimos de los altos dirigentes del gobierno venezolano una información veraz, franca y detallada de la salud de quien no es un hombre ordinario, se trata del primer mandatario de la nación.
Pero en regímenes autoritarios, las arbitrariedades en todos los ámbitos están a la orden de las necesidades políticas de sus dirigentes, por lo que obviando leyes y derechos de los ciudadanos, se permiten ocultar, negar y administrar estos a su libre albedrío.
Quería hablar de las hallacas, de la tradición y de lo que significa para la cultura del venezolano, pero los acontecimientos recientes se abren paso mostrando una vez más los desafueros del régimen que encabeza el hoy ya confeso muy enfermo Comandante Chávez.
Recordando una película del célebre cómico mexicano Titán Las aventuras de Pito Pérez, decía en uno de sus diálogos: “La profesión de déspota es la mas fácil; primer año: curso de adulación a los poderosos; segundo año: liquidación de las viejas amistades que nos hacen recordar nuestro pasado humilde y creación de un supremo consejo de lambiscones; tercer año: perfeccionamiento del delirio de grandeza; cuarto y último año: arbitrariedades a toda orquesta”. Pareciera que el curso lo dictarán directamente desde La Habana, a muchos de quienes en estos momentos lideran los destinos de mi país y, lo más grave del caso es que pareciera que obtuvieron las mejores calificaciones.


Publicado en El  Heraldo, Barranquilla, Colombia

martes, 27 de noviembre de 2012

Qué es lo que debemos celebrar?


Me debatía esta semana entre varios temas que llamaban mi atención, entre los que estaban la “celebración” por parte del gobierno venezolano de un aniversario más de la intentona golpista del 27 de noviembre de 1992, donde nuevamente y repitiendo los hechos sangrientos de algunos meses antes, muchos venezolanos inocentes fueron abatidos en medio del fuego cruzado y llenando centenares de hogares de dolor. Por lo que la palabra celebración no cabe en este día.
También quería expresar nuevamente mi solidaridad con la justicia verdadera y pedir libertad para los presos políticos venezolanos, quienes no solo sufren  la privación de tan importante derecho, sino también padecen enfermedades y como el caso especifico de la Jueza María de Lourdes Afiuni, que ha pasado por el horror de una violación mientras estuvo presa en la cárcel de mujeres y ahora ha salido a la luz su nuevo viacrucis.
El censo de exiliados en el exterior, para así estudiar sus casos y su posible retorno a Venezuela, que entra dentro de la “amnistía” que estudia el gobierno, para ellos y los presos políticos que se encuentran en las cárceles, también ocupa un importante espacio en los medios periodísticos del país y en el deseo de muchos que como yo, esperan por fin ver en el gobierno venezolano alguna señal de buena voluntad.
Decidí luego de algunas horas y ya frente a las teclas de mi computadora que quería celebrar, y sin que haya duda en la afirmación, la aprobación la Ley sobre Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos, que en su artículo 27 instaura la figura de donante presunto.
Con la aprobación de esta ley se prevé una reducción enorme en la listas de espera, de muchos enfermos, para una donación que pueda salvarles la vida.
 Son miles de venezolanos que hoy padecen los rigores de enfermedades muy graves pero que tienen esperanzas de vivir una vida normal y productiva si reciben un trasplante a tiempo.
Esta por fin se convierte en una buena noticia entre tantas y tantos padecimientos, criminalidad y excesos en un país dirigido por quienes han tergiversado los reales valores de moral y civilidad. Por quienes celebran hechos de sangre, como si se tratara de éxitos humanitarios. Un país donde se condena la denuncia y la oposición política.
Quisiera cerrar hoy expresando mi sincero y profundo agradecimiento a Ernesto Mc Causland. Llegue hasta donde ahora El Señor lo cobija, mi admiración eterna y gratitud sincera. Hiciste realidad uno de mis sueños anhelados: Escribir. Te extrañaremos siempre.


Publicado en El  Heraldo, Barranquilla, Colombia

martes, 20 de noviembre de 2012

¿El Poder para el Pueblo?


Definitivamente hay estrategias increíblemente mañosas y engañosas, como las recientes reuniones de partido del Gobierno Venezolano PSUV, donde bajo el amparo de palabras grandes pretender hacer de una reunión partidista e ideológica, un conciliábulo nacional.
Llamarle constituyente a una reunión de partido político debería ser rechazado ampliamente por cualquiera que, con mínimo conocimiento, sepa que las decisiones de un grupo no pueden afectar de manera unilateral la vida de todo un país.
Es por esto que es tan grave que se deja pasar sin mayor reclamo la conformación de las comunas venezolanas.
 Estos grupos que a decir del gobierno central serán conformados para entregarle el poder al pueblo “que apoya el comandante presidente y su revolución”, si se ven sin mayores lupas, está clarito que se convertirán en células ejecutorias de las directrices emanadas de la cúpula gobernante y donde jamás, créanlo, tendrán el control ni la autonomía para saberse los dueños de sus propios destinos y muchos menos los de la comunidad que pretenden representar.
 Es así como, dependiendo directamente del orden central, no podrán desviarse de los mandatos, designios u ordenes que los jefes les indiquen, so pena de perder el apoyo económico que les será otorgado una vez se constituyan.
¿Dónde esta entonces el poder del pueblo? En las Voz única del Comandante Presidente.
¿Será que somos tan ingenuos como para creer que lo que el Gobierno Central le aplica a las todavía alcaldías y Gobernaciones venezolanas, dirigidas por lideres opositores, no va a ser aplicado a aquellas comunas que en razón de preservar o trabajar en beneficio de su comunidad, se opongan a las directrices emanadas desde el Gobierno central? Escríbanlo; no tendrán recursos.
Debería ser clamor popular oponerse a este y cualquier otra intención de afianzar y estirar los tentáculos de la seudo revolución Chavista, que lo único que ha hecho por el país es sumirlo en el atraso y en la corrupción.
Por eso es que hoy más que nunca, a pesar de los fracasos, no debemos dejar que ninguna circunstancia haga que perdamos los territorios ganados. No podemos darnos el lujo de retroceder, de no ir a votar, de garantizar que las gobernaciones que tenemos sigan siendo de la oposición y que podamos sumar algunos estados mas,  para balancear las fuerzas que hoy en día están muy inclinadas hacia el poder que ejerce, cada vez mas duramente, el Comandante Presidente
Las Comunas son un ejemplo más del discurso y las políticas de engaño del Gobierno venezolano.
 El primer paso para ejercer el real poder del pueblo es votando y con este derecho botar a quienes no sirven o se sirven del poder para su proyecto particular.


Publicado en El  Heraldo, Barranquilla, Colombia

martes, 23 de octubre de 2012

La Dedicación a Insultar




Muchas veces me he referido a lo que para mi es una muy desagradable costumbre y tal vez pueda ser un tarea a la que se han dedicado ahora mucha gente a través de cuanto medio cibernético se tenga acceso: el insulto como arma.
Me he referido a esto cuando leyendo mensajes de las diferentes redes sociales se observan comentarios, que lejos de producir argumentos para rebatir las opiniones del adversario, solo recurren al insulto y a la descalificación de quien los ha emitido.
 En Venezuela, en los últimos años parece ser una práctica que ha sido aupada y auspiciada por muchos líderes políticos del gobierno, quienes con sus discursos públicos no solo la propician sino que dan la pauta del insulto que se va a poner “de moda” entre sus partidarios
 Es así como “golpista”, “escuálido” y otras han entrado en el vocabulario diario de quienes no poseen mas argumentos para defender lo indefendible y son usadas para referirse a cualquiera que se presuma lleva una posición contraria al venerado líder.
Como ejercicio pequeño, me tome el tiempo de revisar los comentarios que en algunos portales informativos se hacen de las noticias que allí se publican o en distintas entrevistas a quienes llevan la vocería de la oposición y lejos de criticar (como bien pudieran hacer) los comentarios que se leen llevan tal grado de violencia e insultos que en muchos casos el medio ha de suprimirlos, en reguardo propio por lo que la “ley resorte” (que regula los contenidos de los medios de comunicación venezolanos) dispone dentro de la normativa para estas publicaciones.
Lo más triste de toda esta reflexión, no es que haya un grupo parcializado con una tendencia que se dedique a esto, es que esta práctica a ocasionado una respuesta similar dentro del grupo opositor quienes tienen también un vocabulario especial para referirse a todo aquel que huela a gobierno o a simpatizante de este.
Tristeza y vergüenza debería darnos por no poder alcanzar tener un lenguaje de discusión que permita oír y hacernos oír.
 Una de las mejores cosas en la campaña de Henrique Capriles, fue la firme intensión de no dejarse llevar por los insultos  de su opositor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, pero vergüenza debía darnos escuchar y seguir escuchando semejante nivel de discurso de quien, en su carácter de conductor de los destinos del país, debía llevar la bandera de la práctica de la ética, la moral y las buenas maneras.
Mostremos la verdadera diferencia entre lo que debe y no debe ser. Un ciudadano ejemplar no solo obedece las leyes, practica en su cotidianidad dar el ejemplo de moral y  buenas costumbres

martes, 9 de octubre de 2012

No se ha perdido el camino


Al igual que la mitad de Venezuela, el resultado de los comicios del domingo 07 de octubre me entristecieron profundamente, no solo por el desencanto de haber perdido, sino por la frustración que causa no haber llegado a la mayoría con el mensaje de progreso que llevaba el candidato Henrique Capriles.
Gano la mentira, y no porque yo lo diga, sino porque los números así lo muestran. Una mentira avalada con dádivas a los más necesitados, que ven en estos pequeños regalos la solución de sus problemas, pero que a la larga son solo un trapo en los ojos que no les permiten ver más allá.
 Para ellos, sus problemas, que si son muy grandes, son solucionados temporalmente con una promesa y una bolsa de comida, que no durará mas de 3 días, pero tal vez es mas de lo que han tenido en mucho tiempo, tiempo en el cual el mismo presidente ha gobernado en sus vidas. ¡Lastima!
Vimos una campaña de Capriles repleta de buenas intenciones y otra por parte del candidato de gobierno repleta de dinero y abuso de poder. Y como lo dijo el líder opositor Ramón Guillermo Aveledo “este es un gobierno con superávit de recursos y déficit de escrúpulos” refiriéndose a las prácticas del aparato gubernamental venezolano.
Yo quisiera hacer aquí otra lectura que me alienta profundamente: El trabajo se hizo limpiamente por parte de quienes nos oponemos al presidente. Se pensó en el futuro y en el progreso de todos en una Venezuela unida, y eso dio frutos. La abstención se redujo a cifras históricas y esos que antes no votaban salieron a hacerlo por Henrique Capriles.
La brecha se acortó. Ahora el Comandante tendrá que gobernar por los próximos 6 años sabiendo y con números en mano que la mitad del país, que no es una tontería, le reclama sus abusos, le reclama la violencia, le reclama empleo.
 Barranquilla dio la cara y quienes escogimos esta calurosa ciudad ( en cariño)como nuestra casa, le dijo si al camino del progreso.
Nos sigue quedando trabajo por hacer. Ahora los venezolanos nos enfrentaremos a las elecciones de Gobernadores y Alcaldes. No debemos bajar la guardia. No debemos perder espacios.
 La democracia no es solo una expresión pintada de elecciones. La democracia es el día a día, la separación de poderes, la igualdad para todos, la cárcel para los corruptos, la libertad para el ciudadano.
 No se dejen engañar quienes ven a Venezuela desde afuera. Recuerden que en Cuba también hacen elecciones.
A mis compatriotas, sigamos luchando sin abandonar el camino. 

martes, 2 de octubre de 2012

El 7 de octubre



Ya termina la campaña electoral venezolana, solo esperamos la decisión de los millones de venezolanos que este domingo acudirán a las urnas.
Ya se acabó el tiempo de encuestas aunque los rumores aun no decaen y corren como el agua, inventando toda suerte de acciones para infundir miedo y evitar que la gente vaya a votar, cosa que favorece mas al candidato de gobierno que a Henrique Capriles, por lo que es fácil deducir de quien es el laboratorio maquiavélico que se ha dedicado a fabricar estas bolas.
Seguimos viendo a un candidato Comandante dedicado por entero a desprestigiar al oponente más fuerte que tiene en esta contienda. Más de dos tercios de sus discursos los usa para insultar al “flaco” como las voces populares han bautizado cariñosamente a Capriles. El otro tercio del discurso gubernamental ha tratado de excusar cada una de las promesas incumplidas, prometiendo lo ya prometido y ofreciendo lo ya ofrecido.
Por otra parte, la campaña de Capriles ha ido en ascenso paulatino y sin descanso. Con un record a cuestas de no haber perdido ninguna elección, el representante de la unidad opositora, no ha sucumbido a la tentación de responder con insultos a los tanto proferidos por su contrincante, ha demostrado que con tolerancia y argumentos se vence a la incomprensión y a la oscuridad. Campaña poco común y jamás esperada en tiempos de violencia, odios y rencores, ha apelado a la reconciliación como arma para reconstruir un país separado por las ambiciones de un hombre y su cuerda de acólitos ambiciosos de poder.
Para este domingo, hermanos venezolanos en Barranquilla, acudamos a votar todos con esperanza y seguridad que ese voto es su opinión y contará efectivamente para cambiar al país.
La patria no es lo que una persona decide, la patria es la opinión y el esfuerzo de todos y cada uno de sus ciudadanos.
 Nuestra patria Venezuela no puede seguir siendo un proyecto político y mucho menos ideológico.
 Una patria sana y próspera es aquella que tiene como principal objetivo el bienestar de todos sus ciudadanos sin distingos políticos.
 La patria no puede ser supeditada al mandato de quien solo quiere perpetuar una idea, por encima de sus necesidades. No permitamos que un presidente nos vuelva a decir que no importa que andemos desnudos o que tengamos hambre, como ya lo dijo hace unos años, o como ahora que se nos ha pedido que tampoco nos importe que no haya luz, ni agua, porque lo importante es el consolidar una “revolución” caduca y obsoleta de ideales arcaicos y vencidos.
 Este 07 de octubre Venezuela decide su futuro. Tengo fe que a partir del Lunes 08 amaneceremos  en el Camino del Progreso.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Crónica de un viaje


Me sube al avión segura de que todo lo que viene me va a ser familiar, espero con ansías el momento de ver las costas venezolanas, tan conocidas en mi memoria que distingo ahora pequeños grandes cambios para la nostalgia.
 Logre distinguir un mar igualito, pero bien distinto al que ahora es mi vecino de todos los días.
 Mis costas de la memoria son amplias, llenas de grandes cerros que dividen, agrestes, el perfil de la ciudad. No son todas iguales a los largo del perfil caribe venezolano, pero estas, las costas centrales de mi Venezuela, son las de mi niñez.
 Me inspiro y me creo yo misma mi cuento de que estoy casi que volviendo al pasado, ese pasado alegre, de muchos compromisos de trabajo, de muchos amigos todos los días, de mi vieja oficina, de mis mil llamadas diarias, dormito y me despierto con algo de turbulencia. Estoy en el avión.
Llego a Maiquetía. El aeropuerto igual en su esencia, maquillado de modernidad, pero en las correas de equipajes mi maleta no me aguarda. Espero otros 15 minutos (ya he hecho la interminable cola, la misma de siempre, de inmigración)
Ya no están mis hijos esperándome, viven en Colombia, no me quejo porque veo cara muy conocida, mis amigos, mi trabajo fueron a esperarme sumados en una persona, doy gracias a Dios que nunca me deja sola.
Subimos a Caracas por la ya vieja autopista que exhibe unos ya desgastados afiches de bienvenida a los presidentes latinoamericanos que ya hace bastante visitaron el país. Solo el nuevo viaducto luce moderno, sustituye vanidoso a la vergüenza de la caída del viejo orgullo de la ingeniería, que tanto dio que hablar y halagar cuando fue construido pero que nunca mas fue tomado en cuenta.
 Nos recibe entonces la ciudad. Una mar de autobuses estacionas a la vera de la grandiosa autopista Francisco Fajardo. Tres canales, de vía construida en la vieja democracia, convertidos en uno por acciones de estacionamiento temporal de los movilizados por el partido rojo para asistir al encuentro en Plaza Venezuela con su líder.
 Debemos por este motivo desviarnos de la ruta natural, y tomamos las viejas calles caraqueñas, para rodear la obstruida vía principal, no llegué a ver a la gente, pero los grandes vehículos me dieron medida de la inversión económica de la manifestación “popular”
Cruzando la vieja Caracas, llamo la atención de mi amigo: te comiste una luz, le digo. Me  responde sin reparos. Usted como se volvió colombiana, aquí en esta zona es mejor no detenerse ni el los semáforos. Escondí mi celular entre las piernas, que venía usando para anunciarles mi arribo a mis amigos y familiares.
Los días transcurren entre encuentro y añoranzas. Algunos amigos se fueron, otros que hace años no veía. Me pongo al día con el trabajo que venimos a hacer.
Aprovecho y llamo al Comando Venezuela, me dicen que pase a saludar, el trabajo es de hormiguitas y la energía y la disposición no pueden ser mas positivas.
 Nos estamos preparando para reconstruir al país me dicen los cientos de voluntarios, muchos jóvenes que no deben tener otra memoria que el actual gobierno, pero si tienen la sabiduría de reconocer la desgracia.
Tengo esperanzas renovadas en mi gente, cada vez más convencida que los autobuses del progreso se llenan solos, con gente dispuesta a salvar la patria.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Brincos


Todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión y esto es lo que le estamos pidiendo a muchos venezolanos que apoyaron y creyeron en el comandante presidente venezolano y que ya desgastados de promesas incumplidas, atacados por la inseguridad, inflación y escases, buscan una salida.
 Cambiar de opinión es inherente al ser humano, sino seríamos robots programados, pero incluso los programas se pueden corregir.
 Lo que no cabe en ninguna cabeza es como suceden algunos de los “cambios de opinión” o como lo decimos a la venezolana “los saltos de talanquera”, cuando a pocas semanas de las elecciones y ante informaciones sumamente comprometedoras para la ya muy dañada reputación del gobierno, se producen  tales “brincos” y que estos olímpicos personajes en cuestiones de minutos cambian de ideología, de valores y hasta de amigos y por supuesto de enemigos.
Pocas explicaciones hay para tales cambios súbitos de pensar político.
Podríamos hablar de una decepción súbita, cual novios traicionados (que siempre, según el dicho popular son los últimos que se enteran) y al darse cuenta de la infidelidad se convierten el los primeros detractores… pero en este cuento no hay amores quebrantados.
Podríamos hablar de hallazgos ocultos, pero para esto y tras trabajar con las principales cabezas, hombro a hombro en el plan establecido y en la estrategia del mismo, tendría que ser muy bobo para no haber advertido (con mayor anticipación) lo que se estaba tramando. Y no parecen tan bobos.
Otra de las explicaciones que llegan por las redes sociales, es la compra de conciencias, con mucho dinero por delante…
 Tendrá algo que ver la carta notariada y apostillada del Exmagistrado Aponte Aponte, donde desde el exilio, declara (sin eximirse de culpa) que le fuera ordenado, directamente por el Comandante Presidente, que a toda costa e instruyendo a otros jueces que se declarara la culpabilidad de los policías y comisarios acusados de los sucesos de 11 de abril de 2002, como los responsables de estos hechos?
Tendrá que ver que las encuestas reales, las serias, dan como seguro ganador a Henrique Capriles Radonski?
Tendrá que ver que cada manifestación pública de Capriles es un mar de gente y por el contrario el chavismo se ha visto en la obligación de suspender las apariciones del presidente por la escases de seguidores?
Por qué lloró el Comandante? Será que ya ve la derrota en la puerta de su casa?
Todos estos acontecimientos no solo han desatado la guerra sucia gubernamental, sino que ha hecho dar brincos y saltos a sus acólitos tratando de enmendar lo irremediable.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Dicen por ahí...


Si el río suena… piedras trae
Refrán popular

Ya hace bastante rato las acciones en campaña del candidato Henrique Capriles Radonsky, ha generado múltiples, mejor dicho, cientos de comentarios del eterno candidato el Comandante Presidente de Venezuela.
 Son tantas veces que lo nombra, no solo para insultar o denigrar de las estrategias de campaña, sino para descalificarlo como persona, que la gente ha comenzado a decir, que el que siempre se ha creído triunfador sin rival, está comenzando a sentir el temor clásico de una persona que ve la derrota en la puerta de su casa.
Si logramos ver ( porque son muy pocos que soportan tanta tortura), una de las legendarias y maratónicas intervenciones televisivas del Candidato Comandante Presidente, podemos fácilmente percatarnos de la falta de estrategias, ni siquiera promesas  tiene, para enfrentar un supuesto futuro nuevo período constitucional, donde el tema de la violencia, vivienda, abastecimiento, hospitales y educación, solo se han visto rosados por sus comentarios, admitiendo fallas en los “programas” implementados  en el pasado, sin decir cómo ni cuando podrá corregirlos, si es que esa es su intención.
El Candidato Capriles, no solo se ha dedicado a visitar cada pueblo, caserío y ciudad venezolana. Con su conjunto de asesores han redactado planes y proyectos para el país que desea salir del atraso y llevarlo por la senda de la inclusión sin distinción de colores políticos.
Ahora el Comandante presidente, el mismo que decía que era imposible que la tragedia de Amuay haya sido causada por un escape de gas, ve en los proyectos de su rival un “paquete neoliberal” que supuestamente va en contra del pueblo y a favor del “imperio mesmo” ese al cual él le vende mas petróleo que a nadie,  porque con lo que de ahí saca le regala a Cuba y negocia precios infames con China, solo por nombrar  dos de los beneficiarios.
Pero lo que si se oye como creciente ola, es el avance en la popularidad de Candidato opositor, disminuyendo grandemente la intención de voto por el eterno candidato oficialista.
Se comenta que El Comandante candidato, no hace sino regañar a sus asesores, que ya no quiere sino que le garanticen que no habrá sorpresas en su contra, que no puede seguirle pasando lo que en sus últimas concentraciones donde los obreros que creía de su lado lo bañaron de quejas, las zonas que creía suyas están vacías de seguidores de su anciano proyecto, sus declaraciones públicas se ven contrariadas por la realidad que le golpea a la cara.
 Y dicen por ahí, que él, que va perdiendo, está bravo, muy bravo…

jueves, 30 de agosto de 2012

Sentimiento Venezolano


Excelente Jornada la que vivimos la semana pasada, cuando el grupo que integramos el Comando Venezuela Barranquilla, apoyando la candidatura de Henrique Capriles, visitamos los medios de comunicación, los cuales sin ningún miramiento nos abrieron sus puertas y nos facilitaron esos tan importantes espacios para hacer llegar el mensaje a toda esa ahora gran cantidad de venezolanos, que como yo, escogimos Barranquilla como nuestra casa.
Venequilleros, como una vez escribí en estas líneas, unidos en una sola voz, para recuperar la patria que es de todos los venezolanos para todos los venezolanos, decidimos no solo hacer del mensaje de unidad una voz política, sino una realidad para tantos que ahora vivimos lejos de nuestra tierra, llamando a la inclusión sin importar sus simpatías hacia algún candidato, dando el ejemplo de hermandad que debe ser la consigna de todos quienes nacimos o tenemos una misma nacionalidad.
Lamentamos e hicimos un minuto de silencio en honor a las víctimas mortales de la tragedia de la refinería de Amuay, y sin pretender convertir la reunión en un mitin a favor de ningún candidato, lo que si pude recoger y fue expresado abiertamente por muchos fue la realidad que afecta toda la infraestructura venezolana : desidia generalizada.
Esta semana que pasó no solo la naturaleza golpeó duro mi suelo patrio, las tragedias generadas por obras hechas por mano humana, también arremetieron contra un pueblo que ya pide un cambio, un camino de progreso y de unidad.
Estamos acongojados pero jamás amilanados. Seguiremos adelante en busca de una Venezuela de Inclusión, donde las ideas de todos sean escuchadas y no solo la de un sola persona que se cree con el poder de la verdad absoluta, que no oye, no ve a sus semejantes pasar necesidad.

Nota al pie
Quisiera, sin ninguna intensión de intervenir en la política de Colombia, pero con el eterno agradecimiento a un pueblo que nos abrió sus puertas y corazones, comentarles que asistí a un muy agradable desayuno de mujeres con el Ex presidente Álvaro Uribe Vélez. En este, muchas inquietudes e ideas se plantearon.
Yo solo quiero agradecerle especialmente, su tenas campaña en contra de tan dañino gobierno en mi país, que no desista en su empeño de mostrarle al mundo lo pernicioso de estos regímenes autoritarios. 

martes, 21 de agosto de 2012

Muchas noticias en época electoral


Cárceles otra vez
Terribles las noticias de, otra vez,  una cárcel venezolana, que reporta 25 muertos y una cifra de heridos que difiere sensiblemente entre lo que anuncia el gobierno y lo que denuncian los familiares de los presos recluidos en Yare I. Al momento de entrevistar a la ministra para asuntos penitenciarios, esta logro decir que no “hablaba de muerte sino de vida”. Habrase visto, la vocera, la persona quien debe responder al país por los privados de libertad “no quiere hablar…” de eso.
 Entonces que responda por el armamento que sigue ingresando a las cáceles. Cómo es eso que los disturbios se produjeron por un tiro que se le escapara a uno de los participantes en una reunión de “pranes”.
Mas puentes
Por otro lado se siguen cayendo puentes, y aunque la mayoría de mis lectores no han sabido de otros por pequeños y solo conectar poblaciones alejadas de centros urbanos, en esta oportunidad se trata del puente de Cúpira, justamente el que une a Carcas con la región oriental de país.
 Según algunos descarados amigos del gobierno venezolano, este puente el producto de las obras de la IV República, por lo que se debe inferir que su construcción es deficiente.
Señores, por lo que más quieran, demasiado bueno salió la estructura que ha aguantado la falta total y absoluta de mantenimiento de los últimos años no solo a este sino a toda la infraestructura vial de país.
Assange y Nixon Moreno
Parece más que absurda la doble moral del gobierno venezolano, retando al gobierno inglés por negar el salvoconducto al cabeza de Wikileaks, detenido en Inglaterra y acusado por Suecia de acoso sexual, apoyándose en el legitimo derecho de Ecuador de otorgar el asilo.
Pero sin tratar de ahondar en legitimidades o derecho internacional, recordemos el caso de Nixon Moreno, ganador de la elecciones estudiantiles de la Universidad de Los Andes, perseguido por gobierno venezolano por acoso sexual, cuando este pidió asilo en la Nunciatura apostólica  y donde paralelismo no puede ser mas exacto, el mismo gobierno venezolano le negaba le salvoconducto.
 Ahora hacen un punto de honor (como que si en algún sitio lo tuvieran) y defienden la postura ecuatoriana a capa y espada.
Y para rematar
No solamente el Comandante Presidente está cada vez mas alterado por los resultados de las encuestas electorales que marcan distancias mínimas entre el candidato opositor y el eternizado, sino que en sus muy pocas incursiones personales a algunos sectores que creía fuertes partidarios, ha recibido rechazo y hasta apatía ante su figura ya cansona y su discurso desvirtuado y obsoleto.

Venezuela está cansada y la gente está abriendo los ojos, esperando que todos nos acompañen en el camino del  progreso.

miércoles, 15 de agosto de 2012

El Espía mas famoso


En el imaginario popular venezolano existe un famoso personaje del que nunca se supo para quién trabajaba realmente, pero creo que ahora sí tenemos la certeza. Según los informes del Presidente Comandante, trabaja para el “Imperio”.
El ‘espía’ Salazar, el más conocido de toda la isla de Margarita, más famoso que James Bond, debe haber aprendido a disfrazarse, pero su incapacidad para ser reconocido aún no la supera, ya que siempre lo capturan, lo reconocen y acusan de organizar planes desestabilizadores, magnicidas y demás delitos achacables al espionaje internacional.

Lo mejor del caso es que aunque no logre llevar a cabo su cometido, el ‘espía’ Salazar debe escaparse siempre, porque nunca lo llegamos a ver preso, acusado y mucho menos tenemos noticias de que lo hayan enjuiciado.
Salazar es tan hábil y tiene tantos recursos, seguro porque vienen del imperio ‘mesmo’, que ha llegado en submarinos detectados en aguas venezolanas, aviones sobrevolando el espacio aéreo en franca intención de ocultamiento y, al no poder penetrar por medios tan sofisticados, decidió llegar a Caracas en autobús, disfrazado de gringo con pasaporte y todo, y con boleto desde Colombia.
Así es, atraparon a Salazar viajando en autobús, quién lo iba a pensar con tan buen camuflaje.
El gobierno venezolano a través de su principal y prácticamente único interlocutor, su candidato presidente, dio el anuncio en uno de sus mítines carnavalescos (no por la fiesta sino por la carroza de reina en la que viaja) asegurando, como de costumbre, que Salazar venía mandado por el imperio (recuerden que lo atraparon con su pasaporte) y que al momento de su captura intentó comerse unas páginas de su libreta subversiva, donde seguramente estaba escrito con detalle sus planes invasores, terroristas y magnicidas.
Esperemos que el prestigio del espía más famoso de Venezuela, dueño de tantos cuentos, no se vea afectado por esta captura, aunque seguro se les escapa otra vez y vuelve a intentar otra incursión cuando el líder venezolano necesite nuevamente distraer la atención de mis compatriotas sobre algún suceso relevante o necesite subir puntos en sus encuestas.
Porque para eso sí que es preciso y no falla Salazar. Ataca cuando el gobierno esta más necesitado.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Carisma no es suficiente


Nunca hemos dudado del carisma y el arrastre que tiene el presidente Chávez, nunca ha sido cuestión de discusión puesto que se ha evidenciado a lo largo de los años. El hombre tiene arrastre popular, verbo hemorrágico y una capacidad notoria para decirles a los más necesitados justo lo que quieren oír, aunque esto no sea exactamente lo que el gobierno pretenda hacer.
Esta capacidad le ha prodigado votos, adeptos, gente que no quiere oír a otro, ya que su verbo hipnotiza y, por supuesto, obvia en sus larguísimos discursos esas cosas sobre su propio vivir y hacer que sabe se distancian enormemente de las que predica.
Muy conocido por muchos los excesos en el gasto para vestir y trasladar al Presidente. No es que pensemos que el primer mandatario venezolano deba asistir a grandes reuniones como un zarrapastroso, pero se han colado los números que arrojan estos gastos, y es realmente alarmante cuando vemos que a menos de 2 cuadras del palacio presidencial el cordón de miseria crece a pasos agigantados.
Esto no lo dice a gritos y con su puño en alto.
Tampoco habla de cómo sus ministros y personas de confianza viajan al exterior a hacerle campaña, dentro de las élites de los gobiernos aliados o no, con el bolsillo lleno.
No le dice a la gente que mientras ellos viajan amontonados en los deficientes medios de transporte y con mucha dificultad buscando trabajo aquí y allá, sus ministros se desplazan en vehículos lujosos de esos que se producen en el imperio, cualquiera que este sea para su geografía bien particular.
No le dice a la gente que mientras ellos lo siguen fielmente, él reparte las riquezas del estado para beneficiar a países amigos de su régimen y así ganar la complacencia de sus vecinos.
Tampoco le dice a la gente que ese tan cacareado milagro alimentario no es más que una mentirota, porque la agricultura y la ganadería venezolanas no abastecen el mercado del país y las importaciones son cada vez mayores. Que ese plato criollo no es tan criollo y que la mitad de lo que se comen viene del imperio.
Que incluso la gasolina, tan subsidiada, también se está comprando al imperio.
Que cada día endeuda más al país y que esto repercute directamente en la economía nacional y por ende esa deuda también saldrá del bolsillo de ricos y pobres. Sí, señor, los pobres también pagarán por los errores y la mala administración de este, y con franqueza de todos los gobiernos que en sus ansias de poder y perpetuación cometan los mismos errores.
Así como en algún momento dije que el Comandante Presidente no sabe, porque no oye, no visita, no ve, tampoco habla con la verdad.
Ya empezó a oír cacerolas sonando en barrios que pensaba suyos. Ya empezó a padecer las ausencias de los que creía fieles en sus mítines electorales, concurridos solo con el esfuerzo de sus petrobolívares engrasando su maquinaria electoral.
Ya su carisma no es suficiente. La gente empieza a darse cuenta, no se les puede engañar por tanto tiempo.

martes, 31 de julio de 2012

Mi Bolívar y el de ahora



Por supuesto no soy historiadora, pero venezolana de pura cepa, que estudió los textos escolares que en aquellos años 70’s eran el “coco” de muchos a quienes no les gustaba la historia. Yo no estaba entre ellos.
Los años pasan y el gusto por la historia patria más que perderse se agranda y curiosa reviso impresos e internet con bastante frecuencia.
Hace un par de años el ejecutivo venezolano ordenó una  investigación sobre las causas de la muerte de nuestro Padre de la Patria, bajo la sospecha de una supuesta muerte por envenenamiento. Lo que originó la exhumación del cuerpo de El Libertador.
 De esa investigación, con toda la moderna tecnología a la disposición (que no se usa en la investigación de los tantos crímenes que ocurren diariamente en Venezuela) se emprende entonces un reconocimiento antropológico  que aunado a un estudio morfológico, arrojan a un Bolívar que en principio sorprende por su tez más criollizada de nariz más ancha y pobladas cejas.
Aclarando que no voy a poner en duda la experticia de quienes realizaron estos estudios, solo pudo dudar de las intenciones detrás del mismo, ya que para la época no solo de su  Gloria sino también de su descrédito, no hubo retratista, famoso o no, que no quisiera plasmar su rostro y porte en un lienzo, por lo que han quedado numerosas imágenes que  se conservan a lo largo y ancho de la América y del mundo
 De estas obras de tan diversas manos, nos ha quedado un gallardo y muy blanco Simón, hijo de criollos de la más probada sangre pura española, de nariz aguileña como la viva estampa de sus antepasados,  nobles y grandes hombres de armas, que vinieron a poblar los reinos de la América recién descubierta y reclamada por la corona como su territorio.
 Es este el Bolívar que libertó luego el continente de sus propios ancestros, quien ahora posee una ancha nariz, pobladas cejas, con el rosto y ojos marcado por arrugas, tal vez pensadas en función a sus grandes retos y hazañas, pero sin rastros de canas, quien sabe si atribuido a la temprana edad en que murió.
Es este “nuevo rostro” del Libertador el que ha generado toda una suerte de críticas positivas y negativas por las presunciones que se hacen de las razones por las cuales fue ordenado su estudio. Muchos aseguran que fue un intento desesperado por acercar la imagen a los antojos del Presidente venezolano y otros mas indulgentes hablan de los éxitos de la ciencia forense venezolana (insisto, que necesitamos esta ciencia nueva para la solución de los miles de crímenes que al año se cometen en el país).
Pero para ser franca, esta nueva imagen es muy parecida a la que ya teníamos.
 Por eso, yo me quedo con los retratos de los grandes pintores coloniales, esos que persiguieron la vida del Padre de la Patria, los que lo conocieron, vieron y auparon sus hazañas, los que conversaron con él, lo que capturaron la esencia del gran hombre, del estadista, del guerrero, del político, pero también el ser humano que fue, que amó, que bailó, que enamoró y que en la historia dejo enormes rastros de sus pasos.
Mi Bolívar nunca fue un desconocido.. Yo siempre supe como era su cara.

miércoles, 25 de julio de 2012

En Honor a mis hijos y a mi Familia


Ya pasados unos días del infortunado comentario, uno de mis hijos me pregunta si tengo algo escrito en respuesta a la frase tan comentada del Comandante Presidente de mi país, que soltó desde su hemorrágico verbo “el que no es chavista no es venezolano”, cosa que indignó profundamente a una enorme cantidad de gente y en mi casa a mis hijos muy especialmente.
En los últimos años, y como resultado de nuestra mudanza a Colombia, he notado que la venezolanidad en mi familia se ha exacerbado, no porque no se sintieran antes más venezolanos que nadie, es que la nostalgia de la tierra hace que se extrañen los quesitos de mano, la cachapa con chicharrón en las carretas, la arepa (que aunque aquí se comen muy ricas, el toque a la venezolana es otro), los amigos, el Ávila, Bahía de Cata y Ocumare de la Costa, y tantos recuerdos y vivencias que se vienen a la mente en cada lugar, con cada comida, con cada historia de infancia.
Casi simultáneamente, otro de mis hijos, que está incluso lejos de Colombia y Venezuela, me escribe pidiendo que reclamara en nombre de ellos, porque, parafraseando sus palabras, me reclama: tanto aprendernos el árbol genealógico, que si Ñita de Upata, que si la otra abuela que nació en la Isla del Burro (Lago de Valencia), que si somos de Maracay y de Caracas, para que me vengan a decir que ¡no soy venezolano!
Y tienen razón, no porque incluso podamos contar en mi familia generaciones ancestrales de nacidos en todos los rincones del país, ni porque mis abuelos y tíos hayan dado batalla contra dictaduras pasadas y sus padres antes que ellos. Es que somos venezolanos porque mi partida de nacimiento así lo dice, y las de mis hijos, y las de mis padres y la de mi esposo, y porque nos sentimos parte del suelo que una vez vio nacer al Libertador, porque nos arrullaron con nuestro himno nacional, ese “Gloria al Bravo Pueblo” que me saca lágrimas de emoción, porque las primeras luces las vimos en suelo venezolano, porque nuestro corazón es tricolor con estrellas.
Entonces me uno al reclamo de mis hijos y pongo por escrito “Soy venezolana” y eso no va supeditado a ningún partido y tampoco unas palabras infelices al viento me lo van a quitar.
Aprovecho para dejarles un pedacito de esa canción que dice mucho de la venezolanidad:
El que nace en Venezuela
ya lo vamos preparando al decir venezolano
ya lo dice uno cantando.
El secreto, compañero,
es algo muy personal:
que arrullamos a los niños
con el Himno Nacional.
(Venezuela habla cantando. Autor: Conny Méndez)

miércoles, 18 de julio de 2012

Libertad de Expresión


 El gran tema de todos los gobiernos democráticos y bandera de las democracias más auténticas es la consagración en primer término del derecho al voto pero sin duda la que se esgrime con más audacia y elocuencia es la libertad de expresión.
Se habla mucho de la libertad de prensa, del derecho que tienen los medios de comunicación, periodistas incluidos, a transmitir la noticia o suceso, a comentar del acontecer político y económico de las naciones donde trabajan y de otras que tengan un interés especial.
Estos profesionales, estos medios y sus juntas directivas (porque al final son empresas) tienen opiniones que se dejan “colar” muchas veces en los escritos o transmisiones, cosas que definitivamente es inevitable (porque están conformadas por seres humanos) y que en muchos casos es regulada por los gobiernos que exigen “imparcialidad” o por lo menos equidad en las noticias que de ellos emanan.
En otros casos se evidencia la parcialidad expresa ya sea en pro del gobierno de turno o completamente contrario a él.
Hasta aquí vamos relativamente bien. La libertad de expresión es “garantizada” por todos los gobiernos democráticos.
 Pero he notado una tendencia cada vez más creciente pero indudablemente dañina, sobre todo dentro de las redes sociales, a tratar de limitar, a toda aquella persona que no sea político o periodista, que exprese opiniones o criterios que apoyen su pensar político o social.
Para ser mas clara, si un actor o actriz, un cocinero o cualquier otra persona que incursione en el medio artístico, o un ama de casa, un estudiante, solo por nombrar algunos, expresa su apoyo abierto a Capriles o critica al gobierno de Chávez, tiene inmediatamente una respuesta insultante, descalificadora y expresiones como “que sabes tu si eres simplemente…” se leen de manera frecuente.
 Perdonen señores, pero mientras tengamos voz, pensamiento y fuerzas, aunque sea  el último aliento, tendremos el derecho universal de expresar lo que pensamos, consagrado en todas las convenciones internacionales.
En viva copia del discurso del Comandante Presidente, los insultos y descalificaciones a todo el que suene opositor no se hacen esperar. Palabras con “majunche”* o la vieja “escuálidos” se repiten sobre todo del lado de los partidarios del gobierno chavista en claro insulto a quienes consideran opositores al sempiterno candidato.
Y es que como siempre que escribo, quedo con más interrogantes que afirmaciones. ¿Será que solo un bando se cree con el poder de la verdad? O quieren transformar esa gran mentira en una verdad falsa.
Con insultos, me permito si afirmar, que no se logra.
Convenzamos con palabras y acciones. Con el derecho a opinar y dejar opinar. Refutemos con argumentos, son más fuertes que las descalificaciones.
 Los ídolos que basan su triunfo en descalificar y subestimar a su adversario solo son ídolos con pies de barro.

miércoles, 11 de julio de 2012

Ojos que no ven


Ya me he referido a esto en otras oportunidades, pero quiero hacerlo nuevamente por lo que este fenómeno me llama muchísimo la atención

“El Presidente no sabe”
 Esta frase se oye con mucha frecuencia cuando entrevistan a ciudadanos que simpatizan con el Comandante pero que padecen de los graves problemas o desidias de su gobierno.
Cosas como mi “Presidente Chávez no sabe que no nos han cumplido lo prometido” ó “no sabe que aquí no llega el agua” o  “sus ministros lo tienen engañado” son las cosas que aquellas personas, tal vez las mas engañadas con la retórica de promesas que ven el televisión, quieren seguir creyendo.

“Si Chávez supiera”
Con esta frase también encabezan las miles de quejas y críticas a la situación en la que viven o su situación laboral, muchísimas personas que a diario son consultadas por los distintos medios de comunicación, en las tantas, y permítanme reiterarlo, protestas  y huelgas que cada semana se producen en Venezuela.

“Chávez no conoce”
Frase con la que se quiere justificar el estado de muchas obras prometidas y no realizadas o medio ejecutadas por decir lo menos, porque según ese grupo de gente afectada su querido Presidente no ha ido por aquellos lugares a verificar personalmente la real situación que ellos viven. Igual justificándolo con la siempre repetida frase que lo tienen engañado.

Entonces mis queridos compatriotas, saquemos conclusiones:
¿Lo tienen engañado el grupo de ministro, gerentes, directores, presidentes de empresas, que él personalmente ha nombrado? presentándolos como gente proba, capaz y motivada por su amor al pueblo y a la patria. Entonces él no sabe quiénes son y falló al nombrar tan incompetente grupo de dirigentes.
¿El Presidente no sabe, no ha visto, no conoce? Entonces es mucho lo que ignora en un país que se le está cayendo a pedazos, porque no ha vuelto, ni siquiera porque está en campaña electoral, a visitar esas comunidades, esos supuesto desarrollos y verificar con sus ojos y oídos lo que la gente necesita y reclama
¿Cómo puede seguir siendo presidente si no sabe, no conoce y es engañado tan fácilmente?
 O simplemente en un estafador de las conciencias y los cariños de un pueblo que no lo merece.

miércoles, 27 de junio de 2012

Ideas Acomodaticias


Intento desde hace un buen rato sentarme a escribir. Dante me lo impide (es un Labrador negro como el azabache). Trata de jugar conmigo, llama mi atención con su pata o su hocico, dándome ligeros golpes. En vista de que no le hago mayor caso, arremete con más fuerza.  Ahora se me tira encima, trata de lamerme la cara, me muerde el pelo y llora… si, hace que llora y duro para que le haga sus cariñitos y juegue con el.
 Salvando las distancias, esta actitud de mi perrito se me parece a las que tantas veces a tomado el Comandante Presidente venezolano. Si alguien trata de hacer algo que no esté vinculado a él empieza a criticar, si no toman en cuenta sus críticas, empieza a vociferar, si esto todavía no da resultados, amenaza, expropia, bloquea, envía sus emisarios a los organismos internacionales a hacer lobby en favor de quien si le hace caso, porque cualquier idea distinta a las que en algún momento tiene en la cabeza simplemente para él no sirve.
Y véanlo bien. Las ideas en la cabeza de Chávez son acomodaticias. Cuántas veces no ha criticado al “imperio” o lo que es lo mismo para él, a los Estados Unidos de América, por el bloqueo económico que desde hace muchos años mantiene contra Cuba, pero y sin ánimos de marcar posición, o por lo menos no en este artículo, amenaza con un bloqueo petrolero a Paraguay, porque no le gustó que el parlamento del país sureño, haya revocado el mandato de su presidente en ejercicio.
 No discutamos ahora si este hecho es legal ó correcto o ajustado a la ley de ese país. El meollo de este cuento es el muy discriminativo y oportunista pensamiento chavista, donde los bloqueos son buenos para unos países donde sus nuevos gobiernos no son sus amigos, pero muy malos para otros donde están sus grandes amigos y su padre espiritual (por favor léase Cuba).
 Así como Dante, que se siente el dueño de absolutamente toda la casa y sus habitantes, que no admite que ningún miembro de la familia lo ignore y solo permite que mi esposo le ponga barreras, así es la actitud del Comandante.
 Se cree el dueño de Latinoamérica. No permite que lo ignoren y maneja a su antojo a sus “amigos” a punta e petrodólares y obedece, con actitud sumisa a su papá Fidel.
A diferencia de Dante, que regala cariño, gratitud y amor por igual a todos, los cariños del presidente venezolano solo se ajustan a quien se arrime por necesidad o por conveniencia y se ampare bajo la sombra de unos ingresos petroleros que aun lo hacen fuerte e interesante.
Así como bloquea a Paraguay, envía gasoil a Siria, regala casas a Bolivia y a Cuba, aparte de petróleo y solo para comentar algunos desafueros mantiene entre sus amigos cercanos al presidente Iraní con quien ha firmado acuerdos de cooperación a sabiendas del gran cuestionamiento internacional por su programa nuclear.
 Pero y a pesar de todos sus incómodos amigos para el país del norte, a pesar de criticar duramente siempre y con insultos no aptos para horarios infantiles, a pesar del bloqueo petrolero a Paraguay, le sigue vendiendo petróleo a Estados Unidos, quien sigue siendo el principal cliente de la industria petrolera venezolana.
Ahora ustedes me dirán, ¿se puede seguir y se puede volver a votar por una persona de ideas tan acomodaticias? Yo de verdad vuelvo a decir no, como siempre.

miércoles, 20 de junio de 2012

Lo Privado y Lo Público


Orgullo y satisfacción fueron los sentimientos que predominaron la semana pasada cuando visité Caracas por algunos días.
 Estaba feliz de rencontrarme con los míos y sobre todo celebrar el Grado de ingeniero de mi hijo mayor.
La Universidad Católica Andrés Bello, es una casa de estudios de prestigio, alma mater de mi esposo, hermano, mi cuñada y tantos otros amigos y familiares quienes se  sientes orgullosos de llamarse Ucabistas.
En estas celebraciones y con la suerte enorme de contar con la amistad de quien fuera uno de los profesores mas queridos de mi esposo y ahora decano de ingeniería de esa universidad, conversábamos acerca de los planes y cantidad de convenios que tienen y planean para una formación integral de los profesionales que se formen en la institución.
 En eso estábamos cuando y hablando de todo como los locos nos enteramos que muchos de los altos personeros, ministros y demás miembros del alto mando “revolucionario bolivariano mesmo” tienen a sus hijos estudiando en una universidad que primero es jesuita (luego de tantos pleitos como ha tenido el Comandante con la iglesia) y luego es privada (que según ya lo expresara el mismísimo presidente, obedece a los designios del “imperio”)
Ahora quién entiende. El Comandante presidente atiende sus quebrantos de salud en un país extranjero pero alude a los grandes logros en esta materia que su desgobierno ha tenido ¿por qué entonces no se hace ver con médicos venezolanos y en los hospitales públicos venezolanos y pide los medicamentos en estos mismos? A ver qué encuentra, eso si.
Entonces que me expliquen. Por qué si la educación también es la mejor del mundo en las universidades bolivarianas y no le niegan el cupo a ningún estudiante, estos hijos de privilegiados personajes del gobierno asisten a las universidades privadas y muchos recomiendan las mismas como los mejores institutos educativos en tales o cuales especialidades.
¿No deberían estas cabezas revolucionarias ser cónsonos con lo que predican o por lo menos obedecer a pie juntillas, como en todo lo demás, a su Comandante, y hacer que sus hijos o familiares estudien donde estudia el pueblo revolucionario y patriota?
Que me respondan si les permiten: ¿es entonces la educación e instituciones creadas a lo loco, lugares idóneos para que sus hijos estudien en ellas?, ¿son los hospitales públicos y demás centros de salud, lugares idóneos para tratar las afecciones de los Jefes Chavistas? Porque igual los hemos visto asistiendo a las clínicas privadas respaldados por aseguradoras privadas, quienes en su mayoría son a su vez respaldadas por grandes compañías del imperio británico.
Entonces, es o no verdad todos lo “milagros” anunciados por el gobierno. Hay o no confianza en la salud, en la educación de un país que tiene mas de 1 década padeciendo a un solo hombre y este todavía le echa culpas a los gobiernos pasados.
Que revisen sus filas los chavista a ver cuantos son de verdad creyentes en las doctrinas que tanto cacarea y cuantos por el contrario prefieren un país de desigualdades.
Luchemos por una igualdad pero de superación para todos. 

miércoles, 30 de mayo de 2012

Los Hijos de mi Venezuela


Tal vez en esta oportunidad no logre sintetizar las emociones encontradas de este día, no solo porque de tristeza se trate, mas si de mucha alegría.
Así me salió y sin mucho pensarlo, estas primera líneas, porque mi hijo menor parte hoy a otro país y aunque por pocos meses, va llevado por su desempeño universitario pero también por la oportunidad que le brindó una universidad colombiana para tener acceso a mejores y más avanzados sistemas de estudio y aprendizaje.
 Aun recuerdo aquellos días en que tomamos la decisión de partir de nuestro hogar en Caracas donde habíamos vivido por varios años. Fue la misma época en que mi hijo menor debía seleccionar universidades. Su ilusión la USB (Universidad Simón Bolívar, la venezolana).
Recuerdo que ya la situación era insostenible, mi hijo segundo ya estudiaba en Bogotá, el mayor ya avanzado en otra universidad caraqueña, nos miraba sin creer lo que finalmente pasó, nos mudamos.
Mi muchachito chiquito hizo todo lo que tenía que hacer, presentó sus pruebas de admisión en las 3 casas de estudio seleccionadas y lo aceptaron en las 3. Pero junto con las listas de admitidos llegaron los pasajes para el viaje: “nos vamos a ver casas y a una entrevista en Barranquilla en la universidad de allá”. No muy convencido hace el viaje con nosotros.
Hoy ya en la recta final de su carrera, entusiasmado y aun convencido de que eso es lo que siempre quiso hacer, recuerda los días en que casi pide que lo dejen en Caracas y graduarse allá.
 Hoy estamos en Colombia, país que nos recibió con los brazos abiertos pero que hace 20 años solo visitábamos de paseo, sin imaginarnos jamás que aquí viviríamos y mucho menos que una Venezuela de grandes oportunidades y enorme crecimiento se haya visto convertida en un país de políticas retrógradas, de corrupción descarada, de crímenes a diestra y siniestra y de gobernantes golpistas.
 Hoy podría haber tal vez contado con orgullo que fue la USB (de Carcas Venezuela) quién le dio la oportunidad a mi muchacho.
 Igual seguiré contando con orgullo los logros que cada uno de mis hijos consiguió. Mi hijo mayor, a costa de todo, de sacrificios y soledades, celebrará en los próximos días su grado, en su alma mater la UCAB, en Caracas. Mi segundo celebró el año pasado el propio, con la alegría de quien a costa también de grandes sacrificios y en una ciudad ajena, triunfa por encima de las vicisitudes.
Y hoy te digo patria mía: Ahí te entrego Venezuela, mis tres hijos que son tus hijos, porque son venezolanos que ojalá un día muy cercano puedan volver a reconstruir sus raíces y ayudar a su generación a devolverle la prosperidad y el orgullo a la nación que los vio nacer.

martes, 22 de mayo de 2012

Ceguera


No hay peor sordo que el que no quiere oir,
ni peor ciego que el que no quiere ver

Hasta quienes están privados de algún sentido desarrollan habilidades especiales para conectarse con el mundo que los rodea a través de los otros 4 de una manera tan especial que logran integrarse al medio ambiente y participar del mundo que los rodea.

 Pero ese no es el caso de algunos compatriotas que aun siguen con ojos cerrados y para colmo, oídos tapados también, al régimen venezolano sin cuestionamiento ninguno.

Y quienes actúan con más ceguera y tal vez mas ambición son aquellos que ostentan alguna posición de poder dentro de la macolla retrograda de la burocracia de mi país.

No ven o mejor dicho no quieren ver ni oír sobre el desastre que ha resultado la falta de políticas para prevenir la criminalidad desatada, se hacen de la vista gorda antes una inflación cada ver mas agobiante y de las mas altas de Latinoamérica, imposible que vean las inexistentes obras que ha debido dejar 12 años de gobierno  con  un ingreso de USD.1. 200.000.000,ooproveniente de la bonanza petrolera que por suerte y para desgracia también, ha traído a Venezuela unos precios petroleros elevadísimos.

 Esta suerte-desgracia actúa de forma muy particular porque impide el hundimiento del barco de manera evidente, pero en manos dilapidadoras ha permitido repartir recursos a manos llenas a países que demuestran simpatía por el Comandante  y al mismo tiempo ha destruido la industria privada nacional, ha endeudado como nunca al país y ha dejado mas o menos ninguna obra de consideración, ha no ser por la destrucción también de la gran industria nacional como lo fue PDVSA que pierde terreno delante de otras emergentes petroleras como la colombiana Ecopetrol.

Por eso ante tanta ceguera y sordera autoaplicada¿qué podemos hacer los ciudadanos que sí queremos ver,ólos que sí queremos oir? ¿Cómo le decimos a quien no nos quiere oir y menos ver que oiga el llanto de tantas madres que han perdido a un hijo en manos de los malandros en la calle, o cómo hacen otras para alimentar a su familia si cada vez la comida está mas cara si es que encuentra el aceite, o azúcar o café y otros tantos rubros que desaparecen e incluso medicamentos?

¿Cómo hacen estos burócratas revolucionarios venezolanos para no ver y menos oír los gritos de auxilio de su gente?. Se antepone una ideología fracasa ante tanta carencia.

¿Cómo les abrimos los ojos y destapamos sus oídos?

 Es una tarea titánica que implica que estos compatriotas, amigos y familiares que aun no ven, puedan recobrar sus sentidos antes del 07 de octubre.

viernes, 18 de mayo de 2012

Todo Oculto


El tema de moda en Venezuela y en gran parte de Latinoamérica es la enfermedad del Presidente Chávez, mas por lo que se oculta de ella y por lo desconocidas que puedan ser las patologías que lo aquejan, que por lo que se llega a saber a través de la investigación que destacados periodistas hacen apoyándose en  fuentes que ellos mismos arguyen como confiables.
El caso de las cárceles venezolanas es otro secreto a voces. Con multas y sanciones tratan de callar lo que familiares, vecinos y los propios reos declaran a los cuatro vientos. La inhumana situación de los centros penitenciarios, el hacinamiento, la mala comida, escases de agua y para colmo ahora no solo se consiguen armas blancas o los siempre llamados “chuzos” (especie de cuchillos de fabricación artesanal) que fueron en otros tiempos el mayor de los peligros, ahora los decomisos en las cáceles cuentan con armas de guerra, municiones y demás implementos de unos verdaderos escuadrones armados.
¿Quién introduce estas armas? Porque tenemos entendido que a los familiares, amigos y demás visita de los privados de libertad, se les requisa de manera exhaustiva. ¿Son las familias? ¿Entran por medio de los propios custodios? por un huequito en la pared. ¡Por favor! Den al ciudadano un voto de confianza y no lo crean tan bobo. Dejen de mentir y ocultar las verdades que todos sospechan pero que a nadie se le permite decir oficialmente.
Sumado a esto los “Pranes” (jefes poderosos de los grupos internos) exigen al gobierno que se negocie con ellos el traslado de sus acólitos y protegidos para otros centros penitenciarios. Incluso tienen la fuerza suficiente para exigir hora y lugar para estos traslados, teniendo la ministra encargada de estos institutos que someterse a semejante pretensión.
Y ahora, con esta ya contagiosa enfermedad de ocultaderas, tenemos incluso a un diputado oficialista que “descubre” mensajes ocultos en un crucigrama de esos que se publican regularmente en diarios y revistas, donde se supone que se pretendía atentar contra en hermano del presidente.
Señor por amor a Dios, es tanta la crisis de escondedera, tanto lo que se dicen que todo debe ser callado, secreto, que ahora ven mensajes al mejor estilo de Dan Brown en sus novelas de ficción.
El Gobierno oculta la verdad sobre la enfermedad del presidente
Oculta la verdad de las cáceles venezolanas
Oculta la verdadera injerencia del G2 cubano y sus militares dentro de las Fuerzas armadas venezolanas
Oculta las verdaderas cifras (o las maquillan que es lo mismo) de nuestra real producción petrolera
Ocultan las verdaderas cifras de la criminalidad en el país
Ocultan, ocultan… 

miércoles, 9 de mayo de 2012

Como en Una Piñata


        Mas casos de secuestros exprés se presentan en la ciudad capital y ahora por centenas, con el agravante de la denuncia que está a vox populi, de que muchos de estos delitos son cometidos por uniformados de la seguridad pública. Si amigos, con chapas de identificación en el pecho, impunemente atracan y secuestran a cualquier civil que, según sus pesquisas, resulte económicamente viable.
 Se han llevado sus chascos pues muchos que lo parecen, ya no son los ricos de antes y han tenido que transarse por sumas que no alcanzan ni el 10% de lo que pedían originalmente por el rescate, así lo reseña el periodista Nelson Bocaranda en su columna semanal.
No se imaginan el susto, con tanta familia viviendo en sobre todo Caracas y otras ciudades venezolanas.
     A todo este constante temor por la criminalidad desatada y la impunidad creciente, se suma la incertidumbre en un país con un presidente que gobierna desde un país extranjero. No es precisamente la forma como la primera autoridad del país deba ejercer su cargo.
       Súmese a esto la cantidad de rumores desde el nombramiento del Consejo de Estado. Se volvió a activar la rumormanía a grados superlativos, donde cosas como que Chávez no vuelve, autogolpe, divisiones entre el PSUV, candidatos suplentes del líder enfermo y demás argumentos se dejaron colar entre las bocas de toda la nación.
         Es así como ante una inestabilidad política tan latente, un presidente enfermo gravemente, acusaciones de narcotráfico a altos funcionarios, escases de medicamentos esenciales se desarrolla el cotidiano venezolano.
       Siguen encarcelados los presos políticos, jueces y cualquiera que le moleste al gobierno. Hay denuncias de autocensura en los medios por parte de algunos periodistas que por supuesto se quejan de que no se les permite ejercer su función libremente.
    Por otra parte las dádivas a mano suelta que entregaba el Comandante, a todo cuanto país viera con cierta simpatía, parecen haber disminuido. Las reuniones de Unasur han cesado (por ahora). Imagino que los acólitos del líder estarán buscando apoyo bajo cuerda, ante una inminente  ausencia definitiva de su mentor(por supuesto) y en franca pugna entre ellos mismos a ver quién hereda el trono.
        Este es el panorama de un país que hace 30 años ni por asomo alguien, ni el mas iluminado pronosticador hubiera advertido una debacle similar.
          Pasa de todo y como en una piñata a la que le dan palo, para que caigan los juguetes a ver quien agarra más.

 
Powered by Blogger